La experiencia de trabajo en un equipo interdisciplinario en el ámbito educativo

Victoria Mondino

Resumen


La siguiente presentación tiene como objetivo socializar el modo particular de trabajar e intervenir del equipo interdisciplinario que constituye el Programa Escuela Familia Comunidad (EFC) frente a las diversas demandas que surgen desde el ámbito educativo; a partir de la vasta y rica experiencia del coordinador del Programa EFC, licenciado en psicología, y desde mi experiencia realizando las prácticas profesionales supervisadas (PPS) de la carrera de Psicología UCC. Para compartir esta experiencia nos serviremos de distintos aportes teóricos.

El Programa Escuela Familia Comunidad es parte de la Subsecretaria de Promoción, Igualdad y Calidad Educativa del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba.

El programa tiene como finalidad generar alternativas de asistencia técnica para construir u optimizar los nexos entre escuela - como organización social educativa de/para los sujetos – y la comunidad en la que estos viven, con el propósito de favorecer la inclusión social. Desde este programa se entiende la “comunidad” no sólo como un conjunto heterogéneo de actores, relaciones y procesos sociales sino que es también la producción simbólica que los sujetos y la sedimentación cultural portan y recrean en sus prácticas cotidianas. Desde esta perspectiva, los hoy llamados “bienes culturales” y las diversas formas de representación que estos utilizan – producciones artísticas, tecnología, multiplicidad de discursos, juego y recreación – constituyen una dimensión central de la concepción de comunidad cuando la pensamos en relación a las lógicas escolares. (Lemme, et al. s.p., s.f.)

Para poder abordar a la educación y a los procesos educativos como prácticas sociales, y en tanto tal como un fenómeno complejo atravesado por el contexto socio-histórico en el que se dan, se consideró necesario generar estrategias de intervención a partir de un enfoque multidisciplinario, el cual implica la acción cooperativa de los miembros del programa, un trabajo sostenido y constante, y la aceptación de que el saber de la propia disciplina no es suficiente para abarcar una realidad múltiple y compleja.

Cuando decimos prácticas, estamos pensando en complejos esquemas, socialmente construidos, que organizan los modos de hacer, pensar, percibir, valorar, que se naturalizan. La modificación de estas prácticas supone un movimiento complejo, implica tanto la ruptura con modos de hacer y pensar que funcionan como obstáculos, como la recuperación de las experiencias significativas que inauguran nuevas prácticas en la escuela.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.



DOI: 10.22529/daps