Bergson y nosotros

Ángel Vassallo

Resumen


Si debiéramos señalar, en el umbral del siglo y hasta el primer cuarto de él, un pensador en quien se encuentren reunidos más claramente los atributos de los clásicos de la filosofía, nombraríamos acaso sin vacilar a Henri Bergson. La filosofía de Bergson, que se despliega a lo largo de cincuenta años de meditación, tiene las líneas originales, simples y grandiosas a la vez, de los llamados grandes sistemas. Gomo escritor de cosas filosóficas, no hay en Francia ejemplo de otro más perfecto y brillante desde los tiempos de Descartes, con quien comparte además el espíritu antipedante y el menosprecio de la jerga profesional o del bárbaro lenguaje que ostentan con frecuencia los escritos de los profesores filósofos. Rasgo éste tanto más singular en Bergson, cuanto que, si Descartes se nos antoja un gentilhombre que filosofa, Bergson en cambio fue profesor durante toda su vida. Como hombre, en fin, Bergson ha encarnado en la filosofía contemporánea las mejores perfecciones de la vocación teórica, y en las maneras más cabales de la decencia.


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 0326-1328

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Ciencia y Fe
Facultad de Teologia
Universidad Católica de Córdoba 
Obispo Trejo 323 Centro 
(5000) Córdoba, Argentina
Tel.(54) 351 4286132
Correo electrónico: [email protected]