Los Eleatas: Zenón y Meliso

I. Quiles, E. Ignacio Granero

Resumen


Al infinito en magnitud lo demostró primeramente mediante la misma argumentación. Habiendo pues antes demostrado que «si no tiene magnitud el ser, no existe», arguye «si pues existe, es necesario que cada parte tenga alguna magnitud y grosor y difieran en esto la una de la otra. Y acerca de la precedente, se diga lo mismo. Pues también ella tendrá magnitud, y tendrá delante de sí, otra. Y haber dicho esto una vez es lo mismo que decirlo para siempre. Pues ninguna de las tales partes del mismo será la última, ni dejará de haber una después de otra. Así, si son muchas partes, es necesario que éstas sean pequeñas y grandes: pequeñas, de tal modo que no tengan magnitud; grandes, de modo que sean infinitas» (= infinitamente extensas).


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 0326-1328

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Ciencia y Fe
Facultad de Teologia
Universidad Católica de Córdoba 
Obispo Trejo 323 Centro 
(5000) Córdoba, Argentina
Tel.(54) 351 4286132
Correo electrónico: dir.biblio@ucc.edu.ar